Muchos instaladores de mangueras o latiguillos hidráulicos no están entrenados en cómo medir correctamente la longitud de las mismas. Como resultado de esto, al reemplazar una manguera, estas llegan a quedar más largas o más cortas que la original. Entre las razones de hacerlo adecuadamente está evitar retrasos y costes adicionales.

Cuando se solicita un ensamble de manguera, su longitud puede identificarse de dos maneras: “Over All Length” (AOL) que quiere decir longitud total o “Cut Length” que significa longitud de corte. La primera de estas (OAL – longitud total) es la más usada.

  • Longitud total (OAL)

Cuando se ensambla una manguera es importante saber cuándo la longitud es crítica. En la mayoría de aplicaciones industriales (como agua y propósitos generales) la longitud total no es un factor tan determinante, pero en muchas aplicaciones hidráulicas la longitud total OAL puede serlo debido a restricciones de espacio. La longitud total OAL de un ensamble de manguera puede ser determinada midiendo dicho ensamble de punta a punta. Aquí hay algunos ejemplos tomando en cuenta conexiones rectas, codo 90° y codo 45°. Es importante recordar lo siguiente cuando calcule la OAL:

1

Las conexiones macho roscadas se miden desde la punta de la rosca.

Las conexiones hembra roscadas y tipo brida se miden desde su superficie de sello.

  Conexiones en codo se miden al centro de su superficie de sello.

  • Longitud de corte

Esta longitud está basada en especificaciones y es calculada substrayendo el factor de corte (distancia desde el final de la férula de la conexión a la punta de la conexión o superficie interna de sello). En el ejemplo abajo, la dimensión “B”.

1

Para conocer la longitud de corte del ensamble deseado se resta la dimensión “B” de cada conexión a la longitud total total OAL.

  • Factores importantes para identificar la longitud de la manguera

Usando la longitud total OAL o la longitud de corte, la longitud cambiará con la presión a través de la expansión y contracción (entre 2% y 4%). Otros factores importantes a ser considerados incluyen:

– Vigilar el movimiento y la vibración en la máquina, así como del diseño en el enrutamiento.

– Permitir suficiente longitud para que las conexiones no sufran cortes durante la contracción de la manguera.

– Evitar estirar las mangueras pues esto puede restringir el flujo del fluido.

– Evitar sujetar las mangueras en las áreas de curvatura para permitir cambios de longitud durante su presurización.

– No sujetar líneas de alta y baja presión juntas.

– Cortar la manguera a la misma longitud de la que será reemplazada siempre y cuando la de reemplazo cumpla con las condiciones de ensamble adecuadas.

Si la manguera de reemplazo es demasiado pequeña, la presión puede ocasionar contracción en la manguera, estirándola demasiado y acortado su tiempo de vida. Si la manguera es demasiado larga, el sistema puede ser menos productivo. Por todo esto es importante tener en cuenta estas recomendaciones o seguir las indicaciones de los profesionales de Madi Control S.L., que conocen perfectamente los cortes y longitudes necesarios para las especificaciones de tu sistema. Solo tienes que comentarnos cómo es tu sistema y podremos averiguar qué longitud de latiguillo es la que necesitas. Estamos en Málaga, en el Polígono Industrial Santa Teresa (Calle Malta, 15), en el teléfono 952 341 204 y en el email info@madicontrol.com.