Procesos de microfiltración para reducir los microplásticos en alimentación

En medio de la creciente preocupación por el impacto ambiental de los desechos plásticos, la Organización Mundial de la Salud ha iniciado planes para investigar los peligros potenciales para la salud que plantea la ingestión de partículas microplásticas que se encuentran presentes en el agua embotellada. Todo esto inició debido a la investigación realizada por la Universidad Estatal de Nueva York en Fredonia, que investigó el contenido de polímeros de 11 marcas diferentes de agua embotellada. El resultado de la investigación fue que, de 259 botellas individuales analizadas, el 93% reveló contaminación microplástica.

Actualmente hay una falta de investigación sobre la ingestión de microplásticos y su riesgo potencial para la salud. Sin embargo, el profesor Mason de la Universidad explica que el más pequeño de estos polímeros microscópicos puede romper la pared del tracto gastrointestinal, donde pueden acumularse en los ganglios linfáticos o incluso en el hígado del consumidor. Además, el más grande de estos microplásticos, aunque es incapaz de romper la pared gastrointestinal y probablemente se excreta, puede liberar químicos dañinos durante su viaje a través del sistema digestivo.

Debido a la falta de evidencia de los efectos del consumo de microplásticos, no hay regulaciones legales. En cualquier caso, los consumidores están cada vez más preocupados por la presencia de tales contaminantes en los productos que consumen.

Es probable que la contaminación microplástica se deba a la contaminación del producto antes del embotellado o envasado, o al propio proceso, lo que pone de manifiesto la evidente necesidad de control microplástico tanto del producto como del proceso de envasado. Las partículas encontradas por los investigadores en la Universidad Estatal de Nueva York en Fredonia tenían un tamaño mayor de 6.5 µm. Las soluciones de microfiltración para la industria de alimentos y bebidas ofrecidas por Parker Bioscience tienen la capacidad de filtrar partículas de hasta 0.2 µm y, por lo tanto, tienen el potencial de eliminar todos los microplásticos mediante la implementación de la filtración en el proceso de producción y envasado.

Aplicaciones de filtración

1. Microfiltración

Los cartuchos de prefiltración de Parker tienen la capacidad de eliminar partículas visibles y las partículas hasta un nivel inferior a la micra, incluidos los microplásticos y los microorganismos que no son visibles a simple vista. Este proceso garantiza que el contenido esté libre de contaminantes antes del envasado.

2. Microfiltración de gas comprimido en el soplado

Los científicos que realizaron la investigación encontraron que el 4% de las partículas de más de 100 µm mostraron la presencia de lubricantes industriales. Es probable que estos lubricantes industriales sean una consecuencia de los aerosoles que se encuentran en el gas presurizado sin filtrar, que se utiliza para “soplar” los envases en sus formas requeridas. La microfiltración en gas comprimido elimina el polvo atmosférico, la humedad, los lubricantes industriales y otros contaminantes que, a su vez, no solo protegen los equipos, sino que también eliminan el riesgo de que estas partículas contaminen el producto.

3. Microfiltración de agua utilizada para lavar botellas

Los resultados de la investigación destacaron que el 54% de los polímeros presentes en el agua eran polipropileno, un plástico común utilizado para tapas de botellas, lo que lleva a los investigadores a concluir que la contaminación se debe en parte al proceso de embotellado y envasado. La contaminación con estos microplásticos puede evitarse lavando a fondo los envases de plástico con agua libre de contaminantes antes del embotellado. Este proceso eliminará cualquier partícula dentro del envase, que en consecuencia podría quedar suspendida en el producto y ser ingerida por el consumidor.

Los cartuchos de microfiltración ofrecidos por Parker Bioscience proporcionan soluciones a la contaminación microplástica, un problema actual dentro de la industria de la alimentación. La microfiltración de microplásticos no solo protege la salud del consumidor, sino que también incrementa la confianza del consumidor en la propia marca.

Uso de cookies

La web de Madi Control S.L. utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz click en el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies